La huella de carbono

El impacto del desperdicio de alimentos

No hay una manera sencilla de calcular el impacto del desperdicio de alimentos en términos de gases de efecto invernadero, ni una manera directa de estimar la huella de carbono del desperdicio de alimentos en general. Simplemente, cada alimento tiene intensidades de carbono diferentes por diversas razone(FAO, 2015):

  • Los alimentos se producen por diferentes procesos y ciclos de vida
  • Los alimentos se transportan de distintas maneras
  • Los alimentos se producen en diferentes lugares y bajo diferentes circunstancias
  • Los alimentos contienen diversos ingredientes y recursos
  • Los alimentos tienen emisiones directas (transporte, producción, etc.) e indirectas (usos del suelo)

Esto lleva a una incertidumbre en la atribución de emisiones. Hay muchos estudios y metodologías disponibles sobre el impacto de las comidas salvadas en el medio ambiente. ¿Quieres saber más sobre cómo las emisiones y los alimentos están conectados? Míralo aquí


Nuestros cálculos

Al final, decidimos seguir el estudio realizado por la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) en 2013. Estima que si el desperdicio de alimentos fuera un país, sería el tercer mayor emisor de gases de efecto invernadero del mundo. Cada año, desperdiciamos 1.3 gigatones de comida en buen estado, y esto emite 3.3 gigatones de CO2 equivalente (sin tener en cuenta los cambios en usos del suelo). Esto significa que 1kg de comida desperdiciada equivale a 2.5kg de CO2 equivalente (o 2.53846 kg para ser exactos)

En Too Good To Go,  un pack sorpresa se cuenta como una comida salvada, siendo el equivalente a 1kg de media de comida y, por tanto, 2.5 kg de CO2 salvados.



No vivimos en un mundo perfecto, y a veces estos cálculos no serán exactamente la representación precisa. Por tanto, es importante tener esto en cuenta a la hora de hacer los cálculos:

  • Las emisiones de gases de efecto invernadero se convierten en concentración de CO2 equivalente. ¿Cómo? Descúbrelo aquí 
  • La huella de carbono del desperdicio de alimentos no está necesariamente relacionada con el peso. ¿Cómo? Descubre más aquí 
  • Es difícil definir el porcentaje del desperdicio de alimentos que es comestible y/o no comestible. ¿Por qué? Descubre más aquí.



Siempre estamos buscando nuevas maneras de actualizar nuestros cálculos con recientes estudios y datos. Por favor, contáctanos si conoces nuevos estudios relacionados