Too Good To Go se lanza en Sevilla para poner freno al desperdicio de alimentos

hace 6 meses

Cada año, España tira a la basura alrededor de 7,7 millones de toneladas de alimentos, según datos de la FAO. Si extrapolamos esta cifra podríamos decir que cada segundo se desperdician unos 244 kg de comida en todo el país. Esto supone un enorme impacto medioambiental pues el desperdicio alimentario es a día de hoy la tercera fuente generadora de CO2 del mundo.

Sevilla no es ajena a este problema. A diario, los establecimientos de la región desechan miles de kilos de alimentos que podrían ser consumidos. Para evitar ese derroche y sus consecuencias para el planeta, acaba de llegar a la capital hispalense Too Good To Go (www.toogoodtogo.es), el movimiento que le está plantando cara al desperdicio de alimentos en Europa.

Con el lema #LaComidaNoSeTira, Too Good To Go es una app móvil gratuita que soluciona el despilfarro permitiendo a los establecimientos dar una segunda oportunidad a los alimentos que no han vendido al final del día. Así, restaurantes, fruterías, panaderías, supermercados, entre otros, venden su excedente diario de comida a través de la aplicación y los usuarios salvan packs sorpresa con esa comida de calidad a precio reducido. “Evitamos el desperdicio y entre todos colaboramos a preservar el medioambiente consiguiendo que ningún alimento que esté en buen estado vaya a la basura”, señala Oriol Reull, director de Too Good To Go en España.

Sevilla es la primera región andaluza en la que desembarca la app, que ya está funcionando con éxito en otras ciudades españolas como Madrid, Barcelona, Bilbao, Salamanca y Valencia. Así lo confirma Reull, “desde que nos lanzamos en España en septiembre de 2018 el movimiento ya está formado por más de 140.000 usuarios y más de 500 establecimientos en los que se han salvado ya más de 35.000 packs de comida, ahorrando ya más de 70.000 kilos de CO2 al planeta.”

Too Good To Go se ha estrenado en Sevilla con una treintena de establecimientos en los que salvar comida como las panaderías Pan Portillo, la pastelería Ambrosius, Pan y Piu, Mizushi que está especializado en sushi y pokes, entre otros. También el Ibis Sevilla que se ha convertido en el primer hotel de la ciudad en sumarse a la iniciativa. Desde la compañía aseguran que poco a poco se añadirán más negocios pero no solo en la capital, sino “de otras poblaciones de la provincia donde podamos ayudar a que la comida no se tire.”

La aplicación, disponible para dispositivos iOS y Android, es muy sencilla de usar. Al entrar, el usuario ve los establecimientos que tiene a su alrededor para salvar sus packs de comida preferidos con precios reducidos que rondan entre los 2 y 5 euros. El contenido de estos packs siempre será sorpresa ya que depende de lo que haya sobrado cada día en el establecimiento “pero siempre serán productos frescos, de calidad y en su mayoría elaborados en el mismo día y cuya única pega es que al final del día no han sido vendidos e iban a ser desechados”, comenta el responsable. El pago se hace a través de la app y el usuario tiene que ir al establecimiento a recoger su pack a la hora establecida.

Too Good To Go sigue avanzando así en sus planes de expansión con la meta de estar presente en todo el país a finales de 2019. El objetivo es impulsar un consumo de los alimentos más sostenible y responsable con el medio ambiente y es que “salvando un pack de comida en Too Good To Go estamos ahorrando el equivalente al CO2 que emitiría un coche tras recorrer 7,9 kms o el que se produciría si dejáramos la luz de casa encendida toda una semana”, añade Reull.

La idea surgió en Dinamarca en 2016 durante un buffet cuando al final del mismo un grupo de amigos fue testigo de cómo toda la comida que había sobrado se tiraba a la basura. Decidieron que había que poner solución a ese problema y crearon Too Good To Go que a día de hoy está presente en 10 países europeos, cuenta con más de 8 millones de usuarios y más de 17.000 establecimientos asociados plantando cara al desperdicio alimentario en los que ya se han salvado más de 10 millones de packs.