Too Good To Go lleva a Santander la lucha contra el desperdicio de alimentos en comercios y restaurantes

hace 5 meses

El desperdicio de alimentos afecta también a Cantabria. Según los datos, se estima que cada año se tiran a la basura alrededor de 16 millones de kilos de comida en toda la comunidad, lo que vendrían siendo unos 27,5 kilos por habitante. Una cifra que preocupa y mucho puesto que más allá de las consecuencias sociales se encuentra el impacto medioambiental de tanto despilfarro. Para cambiar esta situación Cantabria cuenta desde ahora con una nueva solución. Too Good To Go (www.toogoodtogo.es), el movimiento que está luchando contra el desperdicio de alimentos en Europa, ha aterrizado en Santander para evitar que se siga tirando comida en comercios, restaurantes y hoteles de la región.

Bajo el lema #Lacomidanosetira, nace el movimiento de Too Good To Go. Se trata de una app móvil gratuita a través de la cual restaurantes, hoteles, panaderías, fruterías y demás comercios pueden vender su excedente diario de comida y los usuarios pueden comprar packs con esa comida de calidad a precio reducido. “De esta manera evitamos que comida en buen estado que no se ha vendido al final del día vaya a parar a la basura, logrando así minimizar el impacto medioambiental de tanto despilfarro”, comenta Oriol Reull, director de Too Good To Go en España. 

Santander se une al resto de puntos de España en los que Too Good To Go ya está plantando cara al desperdicio de alimentos como es el caso de Madrid, Barcelona, Valencia, Sevilla o Bilbao, entre otras muchas. “Seis meses después de que nos lanzáramos en la primera ciudad española ya contamos con más de 230.000 usuarios y unos 800 establecimientos que le han dicho no al desperdicio y en los que ya se han salvado más de 70.000 packs de comida”, comenta Reull.

Algunos de los establecimientos de la capital cántabra que se han unido a la iniciativa y en los que ya se pueden salvar packs de comida son Como en Casa, Toni Barros, Lolas, Delicatessen Sucre, Street Food, Bio+Bio, Quebec, Ramonoteca y Resto-bar, entre otros. “Aunque hemos empezado por Santander muy pronto se irán añadiendo comercios de otras localidades cántabras. Nuestro objetivo no es solo estar en las grandes ciudades sino llegar a cualquier rincón con la clara misión de que la comida no se tire”, explica el responsable.

La aplicación está disponible para iOS y Android. Cuando el usuario abre la app ve los establecimientos que tiene a su alrededor para salvar sus packs sorpresa de comida preferidos a precio reducido que oscilan entre los 2 y 5 euros. El contenido de estos packs siempre es sorpresa ya que depende del excedente que cada día tienen los establecimientos, “eso sí siempre serán productos de calidad, frescos y en su mayoría elaborados en el mismo día y su única pega es que no han sido vendidos al final de la jornada”, señala el responsable de la app. Al comprar su pack, el usuario paga a través de la aplicación y ya solo tiene que ir a recogerlo al establecimiento a la hora de indicada.

El desperdicio de alimentos es a día de hoy la tercera fuente generadora de CO2 en el mundo, principal causa del cambio climático. De ahí que evitar tanto derroche sea crucial. “Cada vez que salvamos un pack de comida en Too Good To Go estamos ahorrando el equivalente a las emisiones de CO2 de un coche tras recorrer 7,9 kilómetros o las emisiones provocadas por dejar la luz de casa encendida durante toda una semana”, añade Reull. Desde el lanzamiento en España, la compañía ya ha logrado evitar más de 140.000 kilos de CO2 al medio ambiente.

La idea surge en Dinamarca en 2016 cuando un grupo de amigos que estaban disfrutan de un buffet en un restaurante ven cómo al final del mismo toda la comida que había sobrado se tiraba a la basura. Decidieron que había que poner solución a ese problema y crearon Too Good To Go que a día de hoy está presente en 11 países europeos, cuenta con más de 9 millones de usuarios y más de 17.000 establecimientos asociados plantando cara al desperdicio alimentario en los que ya se han salvado más de 12 millones de packs. .