Too Good To Go impulsa su movimiento con su nuevo proyecto para concienciar y educar sobre el desperdicio de alimentos

hace un mes

Too Good To Go (www.toogoodtogo.es), la app que lucha contra el desperdicio de alimentos, celebra su primer aniversario en España impulsando su movimiento con un nuevo proyecto para concienciar, educar y sensibilizar a la sociedad sobre la importancia de combatir el desperdicio de comida para cuidar el planeta. Para presentarlo, ha lanzado la campaña #SoyWasteWarrior que llama a la unión de todos los Waste Warriors para ganar la batalla al despilfarro. La compañía cumple su primer año en este mercado con más de 250.000 packs de comida salvados.

Un reciente estudio del IPCC advierte que el 30% de los alimentos producidos en el mundo se desperdician y esto supone un 10% de las emisiones globales de gases de efecto invernadero. Por tanto, desperdiciar comida es un problema medioambiental grave. Sin embargo, muchas personas desconocen las consecuencias reales de tirar un plátano maduro o los restos de la cena a la basura.

Por ello, llegó la hora de actuar. “Too Good To Go nació con el objetivo de construir un movimiento mundial contra el desperdicio de comida. Primero fue la app y ahora impulsamos nuestro movimiento creando un espacio donde informar de la realidad del problema y dar a la sociedad los conocimientos y las herramientas para combatirlo”, señala Oriol Reull, director de Too Good To Go España.

La compañía lanza El Movimiento, creando en su web el mayor ‘HUB’ especializado en desperdicio de alimentos que reúne todos los datos y estudios sobre el problema y sus consecuencias medioambientales. Pero el proyecto va más allá. Convirtiendo las palabras en acciones, Too Good To Go ha creado un programa de concienciación para inspirar, empoderar e impactar de manera real en la sociedad con cuatro ámbitos de actuación: hogares, negocios, educación y política.

La educación es uno de sus proyectos más ambiciosos. Too Good To Go ya ha comenzado a trabajar con varios centros educativos con el objetivo de enseñar a las nuevas generaciones la importancia de valorar los recursos. Para ello, la compañía ha desarrollado materiales y talleres didácticos sobre el desperdicio de alimentos adaptados a alumnos de primaria, secundaria y educación superior que los profesores pueden incluir en sus clases y que están disponibles gratuitamente en esta nueva web.

“Los jóvenes son realmente conscientes del cambio climático y están listos para actuar. La educación juega un papel crucial en la reducción del desperdicio de alimentos y es importante que en las aulas se enseñe y se fomente el consumo responsable lo antes posible. A través de los juegos didácticos, talleres, casos de estudio, charlas y otros materiales que hemos creado queremos empoderar a los más jóvenes e inspirar en más de 500 centros de Europa de aquí a 2020”, comenta Reull.

Pero Too Good To Go también actuará en otros tres ámbitos. Por un lado, en hogares con el objetivo de inspirar a más de 50 millones de personas, y en negocios trabajando con más de 75.000 negocios de Europa en 2020, dando consejos y herramientas para reducir el despilfarro en su día a día. Y por otro lado, inspirar el cambio en el ámbito de la política “tratando de influir en las administraciones con el fin de que se lleven a cabo las medidas y regulaciones necesarias para ayudar a transformar las prácticas actuales y lograr un sistema alimentario sostenible”, añade el responsable.

Y como la unión hace la fuerza, Too Good To Go ha lanzado la campaña #SoyWasteWarrior para presentar esta nueva fase del movimiento. Una acción a través de la cual pretende inspirar a las personas compartiendo en forma de vídeos la historia real de cinco Waste Warriors que en su día a día luchan contra el desperdicio de alimentos y que con su característico gesto de guerra hacen un llamamiento a la unión de todos los Waste Warriors del mundo para vencer esta batalla.

Primer aniversario en España y más de 250.000 packs de comida salvados.

El lanzamiento oficial del movimiento coincide con la celebración del primer aniversario de Too Good To Go en España. La app llegó a este mercado en septiembre de 2018 y ya trabaja con más de 1.600 negocios de todo el país y más de 500.000 Waste Warriors que han salvado más de 250.000 packs evitando la emisión de más de 620.000 kilos de CO2. “Han sido doce meses de duro trabajo pero con una recepción increíble por parte de usuarios y establecimientos. La lucha continúa y queremos cerrar el 2019 superando los 600.000 packs salvados en España y actuando en todas las principales ciudades del país”, añade Reull.

A través de una app, Too Good To Go da la oportunidad a restaurantes, supermercados, hoteles, panaderías, fruterías y otros comercios de poder vender su excedente diario de comida a usuarios que salvan packs con esa comida de calidad a precio reducido para que al final del día no se desperdicie. Actualmente, está actuando en 12 países y cuenta con más de 27.000 establecimientos adheridos y más de 13 millones de Waste Warriors que han salvado ya 20 millones de packs de comida, consiguiendo evitar la emisión de más de 50.000 toneladas de CO2.