Too Good To Go aterriza en Zaragoza para combatir el desperdicio alimentario

2019-04-02 00:00:00

Se calcula que uno de cada tres alimentos que se producen en el mundo van directos a la basura. Un problema a escala global del que no se libra ningún país, ni ninguna ciudad. En el caso de Zaragoza, los datos apuntan a que el desperdicio de comida se redujo un 11% en la región en el último año. Sin embargo, siguen siendo miles y miles de kilos de productos comestibles los que cada día se desechan. Por esta razón, Too Good To Go (www.toogoodtogo.es), el movimiento que está luchando contra el desperdicio de alimentos en Europa, acaba de llegar a Zaragoza para poner freno a tanto despilfarro y evitar el impacto medioambiental.

Too Good To Go es una app móvil que conecta a establecimientos como restaurantes, supermercados, fruterías, panaderías, entre otros, que venden su excedente diario de comida con personas que pueden salvar esa comida de calidad a precio reducido. “Así conseguimos generar entre todos un impacto positivo para el planeta haciendo que ningún alimento que esté en buen estado vaya a la basura, ahorrando grandes cantidades de CO2 al medio ambiente”, señala Oriol Reull, director de Too Good To Go en España.


Bajo el lema #LaComidaNoSeTira, la aplicación llega a la provincia maña haciendo así su primera incursión en Aragón. Lo hace tras la buena acogida que ya ha recibido en las siete provincias en las que ya está presente como Madrid, Barcelona o Valencia, entre otras. “Llegamos a España en Septiembre de 2018 y ya contamos con una comunidad de más de 180.000 Waste Warriors y más de 700 establecimientos en los que se han salvado ya más de 50.000 packs de comida”, apunta Reull.

La aplicación se ha lanzado en Zaragoza con varios establecimientos en los que ya se puede salvar comida como el supermercado ecológico La Natural, las panaderías Ecomonegros, The MIM Kitchen con sus platos de comida casera, La MiniPizzería, SuperEcológico o Nostrum, entre otros. Un número que irá creciendo en los próximos días ya que como apunta el responsable “el objetivo no es solo estar presentes en la capital sino también en el resto de poblaciones y muy pronto llegar a las otras dos provincias de la región con el objetivo de ayudar a los establecimientos a que no tiren comida”.

La app es gratuita y está disponible en iOS y Android. Su funcionamiento es muy sencillo. Nada más entrar, el usuario ve los establecimientos que tiene alrededor en los que poder salvar sus packs sorpresa favoritos a precio reducido que en su mayoría oscilan entre los 2 y 5 euros. El contenido de estos packs es sorpresa porque cada día será distinto según el excedente que haya tenido el establecimiento, “pero con la garantía de que todos los productos son frescos y de calidad y muchos de ellos han sido elaborados el mismo día y su única pega es que no fueron vendidos al llegar el final del día”, confirma Reull. Se paga a través de la aplicación y el pack se recoge en el establecimiento a la hora establecida.

El desperdicio de alimentos supone un enorme daño para el medio ambiente pues ya es la tercera fuente generadora de CO2 en el mundo y supone un importante desgaste de recursos naturales que luego no se aprovechan. “Cada vez que salvamos un pack de comida en Too Good To Go estaremos ahorrando el equivalente al CO2 que emitiría un coche tras recorrer 7,9 kms o lo que emitiríamos si dejáramos la luz de casa encendida una semana”, añade Reull.

La idea surgió en Dinamarca en 2016 cuando un grupo de amigos que estaban en un buffet vieron como al final del evento toda la comida que había sobrado se tiraba a la basura. Decidieron que había que poner solución a ese problema y crearon Too Good To Go que a día de hoy está presente con éxito en 10 países europeos, cuenta con más de 8 millones de usuarios y más de 17.000 establecimientos asociados plantando cara al desperdicio alimentario en los que ya se han salvado más de 11 millones de packs.