La app Too Good To Go aterriza en Tarragona para poner freno al desperdicio de alimentos

2 months ago

El desperdicio de alimentos es un problema que cada vez preocupa más. Solo en Cataluña se tiran cada año más de 262.000 toneladas de comida, lo que supone unos 35 kilos por persona. Con el objetivo de reducir estas cifras de despilfarro trabaja la aplicación Too Good To Go (www.toogoodtogo.es), que desde hace unos meses ya está operando en Barcelona y Girona, y ahora acaba de llegar a Tarragona para poner freno al desperdicio de comida en la provincia.

Too Good To Go es una app móvil en la que restaurantes, hoteles, supermercados, fruterías, panaderías, entre otros comercios, ofrecen packs con su excedente diario de comida que los usuarios pueden salvar a precio muy reducido. De esta manera se da una segunda oportunidad a la comida que no ha sido vendida al final del día antes de tirarla. “Un tercio de la comida que se produce en el mundo se desperdicia. Esto supone pérdida de dinero y un gran impacto medioambiental, pues hasta un 10% de las emisiones globales de gases de efecto invernadero son causadas por la comida que se tira. Reduciendo el despilfarro no solo ahorramos dinero, también ayudamos a cuidar del planeta”, comenta Oriol Reull, director de Too Good To Go en España.

Too Good To Go se lanzó en España en septiembre de 2018 y bajo el lema #LaComidaNoSeTira ya está actuando en muchas provincias españolas como Madrid, Barcelona, Valencia, Zaragoza, entre otras. Tarragona es la tercera provincia catalana en unirse a este movimiento. “En poco más de un año ya contamos con más de 1 millón de usuarios y trabajamos con más de 2.700 establecimientos de todo el país en los que se han salvado ya más de 700.000 packs de comida”, añade.

En Tarragona ya se han unido 45 establecimientos a esta iniciativa. Entre ellos se encuentran Pastisseria Velvet, Mis Sushi, Fleca Flaqué y Carnisseria Virgili, Fruites i Verdures Arrels y Carns Bertran del Mercado Central, entre otros. También establecimientos de Reus y de otras localidades como Cambrils, Valls, entre otras. “Nuestro objetivo es ir llegando poco a poco a toda la provincia y en los próximos días se irán sumando muchos más establecimientos a nuestra lucha”, comenta el responsable.

La app es gratuita, está disponible en iOS y Android y su funcionamiento es sencillo. El usuario ve los establecimientos que tiene a su alrededor en los que puede salvar sus packs sorpresa favoritos a precio reducido que en su mayoría oscilan entre los 2 y 5 euros. El contenido de estos packs es sorpresa ya que varía cada día según el excedente que haya tenido el establecimiento, “con la garantía de que todos los productos son frescos y de calidad y su única pega es que no fueron vendidos al finalizar la jornada”, añade. Se paga a través de la aplicación y el pack se recoge en el establecimiento a la hora establecida.

Una forma perfecta no solo para reducir el despilfarro sino también para preservar el planeta. “Salvar un pack de comida en Too Good To Go equivale a ahorrar el mismo CO2 que emitiría un coche tras recorrer 7,9 kms, añade Reull. Hasta la fecha en España, la compañía ya ha conseguido ahorrar a la atmósfera la emisión de más de 1 millón de kilos de CO2.

La idea surgió en Dinamarca en 2016 durante un buffet en el que un grupo de amigos vio como al final del evento toda la comida que había sobrado se tiraba a la basura. Decidieron que había que poner solución a ese problema y crearon Too Good To Go que a día de hoy está presente con éxito en 14 países europeos, cuenta con más de 20 millones de usuarios y más de 39.000 establecimientos asociados plantando cara al desperdicio alimentario en los que ya se han salvado más de 30 millones de packs.