América del Norte

América del Norte se centra en educar al público 

Tanto Estados Unidos como Canadá han lanzado campañas nacionales para reducir el desperdicio de alimentos. Las autoridades apuestan por educar a los hogares y negocios en el problema donde varias ciudades, provincias y estados lideran el camino para que otros les sigan.

El foco en cada país

Estados Unidos

Para ayudar a pasar a la acción los esfuerzos nacionales para reducir la pérdida y desperdicio de alimentos, la USDA y EPA anunciaron por primera vez en la historia de Estados Unidos unos objetivos para septiembre de 2015, buscando una reducción del 50% para 2030 (USDA, 2015). También existe la iniciativa de "Ganando en la Reducción del Desperdicio de Alimentos" ('Winning on Reducing Food Waste') orientada a mejorar la coordinación y comunicación entre agencias estatales, para educar a la ciudadanía en el impacto e importancia de reducir el desperdicio de alimentos.

Varias políticas estatales de reducción de desperdicio alimentario (REFED, 2019) están ahora en marcha y están empezando a surgir nuevas iniciativas desde las ciudades. Austin (Texas) es una de las ciudades que ahora se ha comprometido al desperdicio cero para 2040. Los programas de desvío de residuos garantizan que los alimentos y otros productos orgánicos se utilicen de otra mejor forma lejos de los vertederos dentro de una ordenanza de reciclaje universal (Austin Tex Gov, 2014).


Canadá

La Estrategia Nacional para Reducir del Desperdicio de Alimentos de Canadá (Canada's National Food Waste Reduction Strategy) (NZWC, 2017) es un coordinado esfuerzo nacional para reducir a la mitad el desperdicio de alimentos per capita para 2030, a través de un enfoque a toda la cadena de suministro para cerrar el ciclo. El gobierno federal todavía tiene que aprobar esta estrategia o avanzar hacia un plan nacional de política alimentaria.

En julio de 2018, el Consejo y sus socios de campaña lanzaron la campaña nacional de reducción del desperdicio alimentario: Love Food Waste Canada. Para fomentar esta misión compartida, se establecieron un conjunto de metodologías recomendadas (NZWC, 2018) sobre cómo medir el desperdicio de alimentos para que todas las partes interesadas lo sigan. Provincias como Ontario han lanzado un plan de acción adicional (Province of Ontario, 2017) para reducir el desperdicio de alimentos. Para coordinar mejor el sistema alimentario a nivel regional, Metro Vancouver adoptó una Estrategia del Sistema Alimentario Regional (Metro Vancouver, 2016) con la visión de crear “un sistema alimentario sostenible, resiliente y saludable que contribuya al bienestar de todos los residentes y a la prosperidad económica de la región, al tiempo que preserva nuestro legado ecológico ". Entre los objetivos se encuentra construir un Sistema de Alimentos Consistente con la Salud Ecológica, a través de dirigir la investigación, educación y concientización hacia el desperdicio de alimentos, así como el desarrollo de iniciativas para apoyar los esfuerzos municipales a reducir los desechos orgánicos y el envasado de alimentos en sus instalaciones las comunidades.


¿Quieres saber más sobre desperdicio de alimentos? Haz click aquí.