Consumo

El desperdicio de alimentos en hogares y servicios alimentarios

Se estima que actualmente 349 millones de toneladas de comida son desperdiciadas globalmente al nivel de consumidor cada año. Esto significa que hasta un 22% de toda la comida desperdiciada a lo largo de la cadena de suministro se pierde sólo en esta etapa. Además, representa una oportunidad económica de 500 billones de dólares (BCG, 2018). Dado que el desperdicio de alimentos ocurre por diversas razones a lo largo de la cadena de suministro, hemos decidido enumerar las causas principales del desperdicio en hogares y servicios alimentarios (restaurantes, hoteles...) basándonos en bibliografía, publicaciones y otras fuentes disponibles.


Las mayores causas de desperdicio de alimentos en hogares:

  • Porciones incorrectas
  • No planear la compra
  • Confusión con el etiquetado de alimentos y las fechas de caducidad y consumo preferente
  • No conocer cómo guardar adecuadamente la comida
  • No congelar las sobras
  • Falta de concienciación y educación acerca de la sostenibilidad en la comida 


Las mayores causas de desperdicio de alimentos en los servicios alimentarios:

  • Preparación de demasiada comida
  • Buffets excesivamente repletos
  • Porciones incorrectas y demasiado grandes
  • Falta de práctica para facilitar al consumidor que se lleve lo que no ha terminado de comer
  • Restos de cocina (trocitos, pieles...) y falta de reutilización de ingredientes
  • Pedidos en exceso, demasiado almacenamiento y falta de instalaciones de almacenaje adecuadas. 


¿Sabes como puedes marcar la diferencia? Descúbrelo aquí.