Proteger el océano: Día de la Naturaleza

La ONU proclamó el 3 de marzo como el día de la Naturaleza, en honor a la firma del acuerdo internacional CITES por las especies amenazadas de fauna y flora silvestres. El objetivo de este día es dar a conocer y crear conciencia sobre la diversidad de fauna y flora que forman parte de nuestros ecosistemas, y cuya supervivencia se está viendo gravemente amenazada. Cada año se celebra bajo un tema distinto y este 2019 estará centrado por primera vez en las especies marinas: “life under water: for people and planet” (vida bajo el agua, por las personas y el Planeta).

¿Por qué la vida marina?

La conservación de especies marinas es clave para la supervivencia de los océanos, los cuales tienen un papel crucial en el planeta. Así lo asegura Abdoulaye Mar Dieye, director del PNUD para África: “los océanos regulan el clima, producen la mitad del oxígeno que respiramos y no sólo son un sumidero de carbono, absorbiendo el 30% del dióxido de carbono emitido en la atmósfera, sino también el 90% del calor aumentado por el cambio climático, a parte de proporcionar alimento a más de 3 billones de personas.”

Que este año el tema elegido sean los océanos no es casualidad. Muchas especies han sido añadidas a la lista de especies amenazadas de la ONU en los últimos años y la preocupación por el estado de nuestros océanos, debido a amenazas como la irresponsable extracción de recursos, la contaminación y el cambio climático, no para de crecer.

Grandes amenazas

La sobreexplotación de recursos marinos pone en peligro su supervivencia. El 60% por ciento de las especies comerciales están siendo sobreexplotadas o agotadas, amenazando la biodiversidad marina. Muchas veces no son solo las especies sujetas a la pesca las afectadas, sino también otro tipo de especies que sufren al ser capturadas por accidente, o por el daño al equilibrio del ecosistema por ausencia de las pescadas.

La contaminación marina es otro de los grandes problemas desde hace mucho tiempo. Hasta hace poco, la humanidad creía que podía utilizar los océanos para verter basura y sustancias químicas sin mayores consecuencias. Ahora, encontramos diversas formas de contaminación, desde medicamentos y otros químicos hasta redes de pesca abandonadas y, cómo no, montones de plástico, un tema de gran concienciación Sin embargo, las colillas de cigarro son la basura que más contamina los océanos, debido a los químicos que contienen y su lenta degradación, algo que muchas personas desconocen y descuidan a la hora de tirarlas.

Fuente: WWF UK

Sin duda, el Cambio Climático es la mayor amenaza para la biodiversidad marina y global. El aumento de temperatura, nivel del mar y los eventos climáticos extremos son algunas de las consecuencias que afectan gravemente al medio marino, y ya se ve cómo está siendo afectado. Por ejemplo, el aumento de la temperatura superficial de los mares daña e incluso mata a los corales y arrecifes marinos, de tal forma que altera su producción natural de nutrientes de los que dependen muchas otras especies.

¿Qué puedes hacer tú?

¡Tus acciones también pueden contribuir a preservar la biodiversidad marina! Un consumo responsable de los productos pesqueros, como evitar las especies de pescado que sean sujeto de sobrepesca para reducir la demanda o buscando certificaciones de sostenibilidad (si quieres conocer más, mira la guía de consumo responsable de pescado de WWF). 

Por otro lado, para evitar la contaminación marina puedes hacer muchas cosas: desde llevar a la farmacia tus medicamentos caducados para que ellos se encarguen de su gestión, a reducir tu consumo de plástico con materiales reutilizables y biodegradables y, por supuesto, tener cuidado de donde desechas las colillas del cigarro.

Respecto al Cambio Climático y su efecto en el medio marino, hay muchas cosas que puedes hacer. Reducir tus emisiones de gases de efecto invernadero es crucial para evitar los mayores daños, con acciones que van desde utilizar más el transporte público o reducir tu consumo de carne y derivados animales. Hablando de consumo, el desperdicio de alimentos es uno de los mayores emisores de estos gases, ya que no sólo conlleva lo emitido en su degradación, sino también lo necesario para su producción.

Con Too Good To Go, evitamos el desperdicio de alimentos y las emisiones de gases de efecto invernadero que estos generarían. Así que salvando comida, estás ayudando a reducir el Cambio Climático y su impacto negativo en el medio marino.

Carmen Huidobro
Marketing Assistant

¡Únete a la revolución!

¡Empieza a salvar comida hoy mismo!
Descarga gratis la app...

App Store
Google Play