No dejar a nadie atrás: Día Mundial del Agua 2019

Hoy, 22 de marzo de 2019 es el #DíaMundialDelAgua, elemento fundamental en el desarrollo sostenible. Los recursos hídricos juegan un papel crucial en la reducción de la pobreza, el crecimiento económico y de cuestiones como la salud, medio ambiente o seguridad alimentaria y energética. Pero ¿Sabías que un 80% del consumo del agua está relacionado con la alimentación? Por eso, en Too Good To Go queremos hablar hoy de la importancia de este recurso y del consumo sostenible del agua, evitando su desperdicio.

No dejar a nadie atrás

Este año, las Naciones Unidas han elegido “No dejar a nadie atrás” como tema este año, una adaptación de la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible: todo el mundo debe beneficiarse del progreso del desarrollo sostenible, y con el agua se trata de lo mismo. Uno de los 17 Objetivos del Desarrollo Sostenible (ODS), el número 6, garantiza la disponibilidad y gestión sostenible del agua y saneamiento global para el 2030, lo que incluye a todo el mundo, sin dejar a nadie atrás.

El acceso al agua potable y saneamiento está considerado como un derecho humano esencial, y comprende la disposición de agua suficiente, segura, aceptable, accesible y asequible para uso personal y doméstico, apta para consumo, saneamiento, preparación de alimentos e higiene personal y doméstica. Sin discriminación, sobre todo por los que algunas personas se encuentran especialmente desfavorecidas, como sexo, género, etnia, religión, nacionalidad, edad, discapacidad, salud, situación económica y social…

Por ello, desde la ONU el foco se centra en no dejar a nadie atrás, en concentrar nuestros esfuerzos en incluir a personas que han sido marginadas o ignoradas, alzar sus voces y tenerlas en cuenta en la toma de decisiones y marcos legales.

Evitar el desperdicio

Teniendo en cuenta el gran valor del agua como recurso y la gravedad que supone que muchas personas no tengan acceso a ella, aún siendo derecho humano, no hace falta explicar por qué no debemos desperdiciar este recurso del que tenemos la suerte de disponer.

Cerca del 80% del consumo de agua está relacionado con la alimentación. La agricultura es el sector que más agua necesita, representando un 92% de la huella hídrica mundial, la medida que indica el uso de agua en toda la cadena de producción y suministro. Según los estudios de Water Footprint Network los alimentos que más agua necesitan son el café y la carne, donde para un kilogramo de café se necesitan 18.900 litros de agua y, para un kilogramo de carne de vacuno, hasta 15.415 litros de media global. Puedes ver estos y otros datos de la huella hídrica de los alimentos que consumes aquí.

Además, Water Footprint Network indica que la huella hídrica media del consumidor en España ronda los 6.700 litros a día. La mayor parte proviene del desperdicio alimentario en los hogares, que supone un desaprovechamiento de hasta 131 litros por persona al día, equivalente al volumen de agua de uso doméstico consumido por una persona al día, según los datos del Instituto Nacional de Estadística (INE).

Cambiar baño por ducha o cerrar el grifo mientras nos cepillamos los dientes ya no serán las únicas medidas que podemos tomar para ahorrar agua. La mayor parte del agua que consumimos es la que se usa en la cadena de producción de los bienes, por lo que su desperdicio supone el malgasto de toda esa cantidad de agua que finalmente no se aprovecha.

Ser conscientes de nuestros hábitos alimentarios y el desperdicio de alimentos serán las medidas que más contribuyan a evitar el despilfarro de este recurso único y concienciar sobre su uso. Únete a Too Good To Go y lucha contra el desperdicio de alimentos y el malgasto del agua.

Carmen Huidobro
Marketing Assistant

Quiero saber más de...

¡Únete a la revolución!

¡Empieza a salvar comida hoy mismo!
Descarga gratis la app...

App Store
Google Play