Las neveras solidarias para salvar alimentos a pie de calle

Contra el desperdicio de alimentos se puede luchar de varias formas. Así como la semana pasada os mostramos cómo salvar la comida de casa, hoy os enseñamos una iniciativa social que lucha contra el desperdicio de alimentos a pie de calle: las neveras solidarias.

El proyecto

Las primeras neveras solidarias nacieron en Alemania, en el año 2014, para dar una salida a los alimentos que se desperdician cada día y se podían aprovechar. Poco a poco, otros países como Argentina, Francia o Arabia Saudí se sumaron al proyecto, colocando neveras en la calle con alimentos en buen estado a libre disposición de quien los necesitase.

Un año más tarde, en España surgió el proyecto de la mano de la ONG GBGE (Asociación Humanitaria de Voluntarios de Galdakao) en el municipio de Galdakao, Bizcaia. Álvaro Saiz, el presidente, y sus compañeros eran conscientes de la gran cantidad de alimentos que se desperdiciaban día a día en los establecimientos, pero sobre todo aquellos que les eran donados pero eran desaprovechados debido a su cercanía a con la fecha de caducidad o consumo preferente. Así nació neverasolidaria.org el 29 de abril de 2015.

Primero, contactaron con el Ayuntamiento del municipio para coordinar el proyecto, y en 3 meses obtuvieron el permiso. Después, tras sólo un mes de funcionamiento, llegaron a los objetivos establecidos salvando hasta 200 kilos de alimentos que de otra manera hubieran sido desperdiciados. Vieron que cada vez más gente se acercaba a depositar alimentos en la nevera, hasta llegar a llenarse y vaciarse varias veces al día. Saiz aclara al medio Verne que la nevera no está sólo a disposición de personas necesitadas, sino que“cualquiera puede pasar y coger algo de la nevera, porque el objetivo no es solo solidario, es ecológico también”. Al fin y al cabo, lo importante para ellos es que no se desperdicie comida.

¿Cómo funciona?

Hay una clara lista de recomendaciones de uso establecida para asegurar no sólo el buen funcionamiento de las neveras, sino también garantizar la seguridad alimentaria para los usuarios que aprovechen los alimentos. La Agencia Catalana de Seguridad Alimentaria recomienda que, de tal manera estés donde estés, si depositas alimentos:

  • Asegúrate de que estén bien protegidos y envasados, sin salidas de líquido.
  • Indicar la fecha de caducidad y/o consumo preferente, evitando aquellos con caducidad superada.
  • Si han sido preparados en casa o en un establecimiento, se deberá añadir el nombre del producto y el día de su elaboración, no pasando más de tres días desde que fueron cocinados. 
  • Por último, evita salsas caseras que puedan estropearse fácilmente, como las hechas con base de huevo.

En el caso de retirar alimentos, toma sólo lo que necesites siendo considerado con los demás, y procura consumirlos cuanto antes. Ten cuidado si sufres alergias o intolerancias con tomar productos que no estén bien etiquetados, siempre fíjate en los ingredientes.

La expansión desde Galdakao

En poco menos de dos años, esta iniciativa no sólo se expandió por redes sociales, sino por más regiones del país. Actualmente, trece organizaciones cuentan con neveras solidarias unidas a una misma red, La Red Nevera Solidaria, que ayuda y apoya estos proyectos en temas de permisos, documentación necesaria o legislación. Con los mismos principios que el primer proyecto, podemos encontrar estas neveras en ciudades como Vitoria, Toledo, Valencia, Zaragoza, Santiago de Compostela, Madrid o Barcelona. Más adelante también llegaron a Sevilla y Valladolid, pero dentro de poco a más lugares como Ibiza o Seu d’Urgell (Lleida).

Mapa de neveras solidarias. Fuente: neverasolidaria.org

Pero su expansión llega más allá, ya que Nevera Solidaria ha cruzado el territorio español hasta llegar a Marruecos. El joven marroquí precursor de la iniciativa decidió llevarlo a cabo en Casablanca tras conocer el proyecto en España y el gran impacto positivo que estaba teniendo.

Desde que empezaron en 2015, Nevera Solidaria no ha parado de crecer, evitando no sólo el desperdicio de alimentos, sino ayudando también a personas con más necesidad. Para ellos, #lacomidanoesbasura, y a nosotros no nos puede gustar más. Juntos, podemos evitar el desperdicio de alimentos llegando cada vez a más ciudades, y más hogares. #lacomidanosetira.

Carmen Huidobro
Marketing Assistant

¡Únete a la revolución!

¡Empieza a salvar comida hoy mismo!
Descarga gratis la app...

App Store
Google Play