Fondue en casa (y otras ideas para aprovechar lo que quieras)

Gisela Casanovas

7 months ago

Con motivo del Día Mundial del queso del pasado viernes, hoy queremos contarte cómo puedes aprovechar tu pan seco, tus verduras cocidas o tus sobras de la comida, ¡para esta deliciosa receta de fondue casera! 

Aunque no tengas el material adecuado no te preocupes, a continuación te contamos cómo puedes hacer una súper fondue. 

Si te perdiste la publicación que hicimos el viernes para preservar, te la dejamos aquí para que sepas 5 ideas para conservar mejor el queso. 

#1 Preparación

Si no tienes una olla especial para fondue, no te preocupes, las ollas con doble fondo son una buena opción, ya que permiten calentar el queso con agua hirviendo en lugar de directamente sobre el fuego. Lo mejor para mantener el calor después de sacarla del fuego será utilizar un buen plato de cerámica pesado y resistente al calor. Puedes mantener el queso a fuego bajo para ir sirviendo en función de lo que prefieras.

#2 Elige el mejor queso

Utiliza queso de calidad. La fondue realmente tiene que ver con el queso, y la calidad y los tipos de quesos que use tendrán un enorme impacto en el producto final. Debe ser un queso cremoso y mantecoso para que se derrita suavemente. La fondue de Cheddar funciona bien, aunque su sabor es poco tradicional. Puedes mezclarlo con un queso tradicional como el Gruyère, o Gouda

Para una fusión más rápida y una fondue suave, ralla el queso

#3 Tips expertos de #WasteWarrior

Para conseguir la mejor fondue debes seguir los siguientes pasos:

  • Frota el interior de la olla, antes de añadir el queso, con un diente de ajo y caliéntala a fuego medio-suave. Si te gusta el fuerte sabor, puedes dejarlo en la olla, tú eliges. 
  • Añade poco a poco el queso, debes resistir el impulso de volcar todo el contenido en la olla. No tengas prisa, sino nunca conseguirás la textura correcta.
  • Agrega un par de cucharadas de harina de maíz para obtener la mezcla perfecta, así se conservará mejor, para obtener una mezcla homogénea. La maicena ayuda a espesar la fondue y evitará que el queso se aglomere. 
  • Será muy importante que remuevas constantemente
  • Agrega una pizca generosa de pimienta y nuez moscada y cocina, revolviendo suavemente, hasta que el queso esté cremoso y suave.

#4 Usa pan seco, verduras cocidas...

Puedes sumergir todo lo que te apetezca, simplemente, ten las brochetas listas y corta en dados lo que quieras bañar en el queso derretido. Utiliza pan seco, patatas cocidas, zanahorias y pepino como si se trataran de crudités de verdura bañados en salsa... Prueba en aprovechar también esos bordes de pizza que has dejado de la pizza. ¡Imaginación al poder!

Aprovecha todo lo que tengas en la nevera para añadirlo en tus brochetas y bañarlo en el cremoso queso. ¡Sácale partido a tu creatividad! Recuerda seguirnos en nuestras redes sociales para saber más #RecetasdeAprovechamiento y #ConsejosWasteWarriors contra el desperdicio de alimentos. Y ya sabes, saca tus brochetas, ¡es hora de derretir queso! 🧀 

Gisela Casanovas

Social Media & Content