¿Cómo viajar de forma sostenible esta Semana Santa?

La Semana Santa se acerca y, para muchos, también las esperadas (y merecidas) vacaciones. Los que tengáis la suerte de contar con ellas probablemente habréis planeado un viaje o estéis pensando en ello, por lo que este post os interesa. Para los que no os movéis, tranquilos porque en este post os contamos cómo podéis viajar de forma más sostenible, en Semana Santa y cualquier época del año.


Llegar a destino

El transporte es decisivo a la hora de hacer un viaje sostenible. Viajar en tren, autobús tiene un impacto considerablemente menor sobre el Cambio Climático que en avión, de los mayores emisores de gases de efecto invernadero. De media, un pasajero europeo volando emite hasta 20 veces más gramos de CO2 por kilómetro que en tren. Así, cada vez que volamos aumentamos de gran manera nuestra huella de carbono, pero existen muchas formas de reducir este impacto:

  1. Evita volar siempre que puedas. Un tren, un autobús o incluso un coche si va completo son más sostenibles que un avión. Aplicaciones para compartir un viaje en coche o buscadores de trenes y autobuses como Omio (antiguo goeuro), Trainline o LOCO2 harán más fácil y económico tu viaje sostenible.
  2. Compensa tus emisiones. Si tienes que coger un avión, mira en la aerolínea los programas que compensan CO2 pagando un pequeño extra. Por ejemplo, yo misma pagué sólo 50 céntimos para compensar las emisiones de mi vuelo de 2h. También puedes consultar por tu cuenta otros programas de compensación de CO2.
  3. Vuela directo.  El despegue y aterrizaje son los momentos donde más emisiones se emiten, por lo que además un vuelo directo tiene menor impacto que realizando escalas. 

Aquí puedes calcular tu huella de carbono del transporte y los kilogramos de CO2 emitidos por tus últimos vuelos.

Una estancia sostenible

 Es muy fácil continuar con tus hábitos sostenibles incluso estando de vacaciones. Aquí te damos algunos consejos de consumo sostenible para reducir tu impacto mientras viajas.


  1. Alojamiento sostenible. Estés donde estés, no tienes porqué quedarte en un eco-hotel para alojarte de forma sostenible. Mira las medidas de tu alojamiento para ahorrar energía y agua y sé lo más responsable que puedas con tu consumo. Si estás en una ciudad, reduce emisiones utilizando el transporte público moviéndote como un local. También aprovecha para hacer turismo y ver bien la ciudad andando o en bicicleta.
  2. Di no al plástico. Lleva contigo una botella reutilizable, bolsas de tela e incluso champús y jabones sólidos, que además no hace falta facturar. Puedes evitar los plásticos de un solo uso como, por ejemplo, llevando una pajita de metal reutilizable durante tu estancia.
  3. Apoya la economía y el consumo local para tener un impacto positivo en la comunidad y el medioambiente.
  4. Consumo sostenible de alimentos. Hace un tiempo te hablamos de las dietas contra el Cambio Climático, pero viajando también puedes seguir siendo sostenible con apps que te ayudan a encontrar los mejores establecimientos como HappyCow. Si estás en Europa, es muy posible que Too Good To Go esté allí y evites el desperdicio de alimentos mientras ahorras durante el viaje.

Viajar no tiene por qué tener un impacto negativo. Siguiendo estos consejos podrás disfrutar de tus vacaciones mientras cuidas el medioambiente. Simplemente es ser consciente del impacto de tus acciones, y disfrutar de una experiencia más local y auténtica. Nosotros seguiremos trabajando para que puedas salvar comida estés donde estés, pero no te olvides de mirar la app de Too Good To Go para explorar nuevos establecimientos. ¡Y a disfrutar!

Carmen Huidobro
Marketing Assistant

¡Únete a la revolución!

¡Empieza a salvar comida hoy mismo!
Descarga gratis la app...

App Store
Google Play