'Comestibles', episodio 2: ¿Cerveza de pan?, nos bebemos la economía circular

Hace apenas unos días anunciamos el estreno de Comestibles, el podcast que hemos lanzado desde Too Good To Go en el que hablamos sobre consumo responsable, sostenibilidad, innovación y emprendimiento en el mundo de la alimentación. Y es que el planeta se encuentra en un estado de emergencia climática. Las temperaturas no paran de aumentar, el nivel del mar crece, los plásticos asfixian nuestros océanos y esto es solo el principio. Con este podcast queremos inspirar y llevar un paso más allá nuestro movimiento, invitando en cada programa a los protagonistas que están liderando el cambio y están actuando para generar un impacto positivo en el planeta.

En el primer episodio hablamos de insectos y cómo podremos dar de comer a la población creciente del futuro de manera sostenible. Para ello contamos con uno de los creadores de Insectfit, una marca pionera en nuestro país que ha creado unas barritas energéticas para deportistas con un ingrediente muy especial: harina de grillos. Si quieres saber todo lo que nos contaron puedes verlo y escucharlo aquí todas las veces que quieras.

Pero ha llegado el momento de estrenar “¿Cerveza de pan?”, el segundo episodio de Comestibles en el que hemos querido tratar un tema que se ha puesto muy de moda en los últimos años y que ya lo tomamos como una forma más de consumo en nuestro día a día: la economía circular y cómo ha llegado a la alimentación.

Hoy, ya estamos acostumbrados a las tiendas y apps de segunda mano o la tecnología reacondicionada. Hemos dejado a un lado el tradicional modelo de economía lineal basado en producir, usar y tirar, y nos hemos pasado a una economía circular en la que reducimos, reusamos y reciclamos.

Y aunque no lo puedas creer la economía circular también ha llegado al ámbito de la comida con un objetivo claro: poner fin al desperdicio de alimentos. En este nuevo episodio hemos tenido en nuestro estudio a Javier Zornoza, uno de los creadores de Brew & Roll, una marca de cerveza artesana que ha desarrollado un prototipo de cerveza a partir de restos de pan. Un ejemplo claro de cómo reaprovechar y reciclar los recursos, en este caso el excedente de comida, para generar nuevos productos y que nada se desperdicie, evitando hacer más daño a nuestro planeta. Y no solo eso, hablamos también de si las empresas se suben al carro de la economía circular por moda o por concienciación o de cómo evolucionarán nuestros hábitos de consumo en torno a este nueva forma de consumir.

No te pierdas este segundo episodio de Comestibles, que como sabes es multiplataforma para que lo puedas disfrutar cuando quieras en el formato que más te guste. De esta manera, ya puedes verlo en nuestro canal de Youtube o en Instagram TV. Pero si prefieres escucharlo también lo tienes en Spotify, iVoox e Itunes.

Y si te hemos pillado sin auriculares o en este momento no puedes escucharlo pero tienes unas ansias locas por enterarte de todo lo que pasó en el podcast, ¡no te preocupes! Comestibles también se puede leer. Así que aquí te dejamos por escrito todo lo que se contó durante el episodio.

Marta Galarreta: Bienvenidos a comestibles, el podcast de referencia sobre consumo sostenible. ¿Y por qué consumo sostenible? Está claro que el cambio climático es un problema, pero todavía estamos a tiempo de actuar. Por eso, desde Too Good To Go, con este podcast queremos presentaros en cada programa a los protagonistas que están liderando e inspirando este cambio. Y, como no podía estar sola en esta misión, tengo aquí a mi lado a Oriol. ¿Qué tal? ¿Cómo estás?

Oriol Reull: Muy bien. Contento de estar aquí de nuevo y es que al final estamos siendo testigos de un cambio climático, del aumento de las temperaturas, emisiones de CO2...

M.G: Y por eso hoy vamos a hablar de economía circular, porque es verdad que en los últimos años es un concepto que se ha puesto muy de moda. Hemos visto que se hacen prendas de materiales reciclados como el plástico o incluso en tecnología, cada vez más, se lleva revender los productos que usamos. Pero, ¿qué es la economía circular?

O.R: Justo, ¿qué es?

M.G: Pues según la Fundación para la Economía Circular esta es la producción de bienes y servicios mientras se reduce el consumo y desperdicio de materias primas. Es decir, lo de usar y tirar ya no se lleva. Ahora lo que se lleva es darle una segunda vida a los productos.

O.R: Y así, hablando de segunda vida, me das pie a que hable obviamente de Too Good To Go, que al final es una iniciativa que lo que hace es aplicar al 100% la economía circular. Y para aquellos que no conozcan qué hacemos en Too Good To Go, básicamente es una aplicación que lucha contra el desperdicio de alimentos. ¿Cómo conseguimos hacerlo? Pues conectando a todos esos establecimientos: panaderías, supermercados, hoteles, restaurantes... para que toda aquella comida que les sobra al final del día le puedan dar una segunda salida y les conectamos con un usuario, que puede ser cualquiera de nosotros, que va a salvar esa comida a un precio bajo. De otra forma, esa comida se tiraría y en cambio, gracias a Too Good To Go le estamos dando esa segunda oportunidad de la que hablabas. Y al final lo que hacemos es luchar contra el desperdicio de alimentos porque es uno de los principales emisores de CO2 a nivel mundial.

M.G: Claro y hablando de cambio climático, lo que quería comentar es que si el desperdicio de alimentos fuera un país sería el tercer país emisor de CO2 del mundo por detrás de Estados Unidos y de China. Esto es brutal y está claro que tenemos que hacer algo ya, ¿no?

O.R: Tenemos que encontrar una solución. Imagínate ese kiwi que viene de Australia, se le aplican fertilizantes, coge un avión, coge un camión, llega al supermercado y hasta que llega a nuestra casa imagina todas las emisiones de CO2 que se producen. Por eso hoy queremos hablar de economía circular en alimentación para solucionar el desperdicio de alimentos y sus consecuencias. ¿Empezamos?

M.G: ¡Empezamos!

M.G: Y es que es increíble la cantidad de productos que desperdiciamos. Frutas, verduras, carne o incluso, por ponerte un ejemplo, tengo aquí un dato que es que 70 millones de kilos de pan son los que se desperdician al año.

O.R: ¿70 millones?

M.G: Esto es una locura.

O.R: Con lo sencillo que es reaprovechar el pan. Lo puedes tostar, puedes hacer un salmorejo, las famosas torrijas de Semana Santa... Y para hablar de pan y de innovación, tenemos hoy a Javi Zornoza de Brew & Roll. ¡Bienvenido Javi!

Javier Zornoza: Muy buenas.

O.R: ¿Cómo estás?

J.Z: Muy bien.

O.R: Y contigo queremos seguir hablando de pan porque hace 4.000 años en Babilonia la cerveza se hacía con pan. Y es que al final, y os sorprenderá, a ti probablemente no Javi, sorprende el hecho de que el pan es trigo y cereales que son los principales ingredientes de la cerveza. Y ahí nos planteamos, ¿podemos utilizar el excedente de pan para hacer cerveza?

J.Z: Pues sí, sí que se puede emplear pan que se iba a desechar para fabricar cerveza.

M.G: Sobre todo, creo que es interesante que digamos que está claro que podemos usarlo pero ¿cómo nos damos cuenta de esto? ¿Cómo surge esta idea?

J.Z: Pues bueno es sobre todo pensando en reciclar y recuperar ese pan. Como él bien dice la materia prima es la misma, entonces la podemos incorporar en la receta para que sea una parte importante de los azúcares que vamos a obtener para hacer la cerveza.

M.G: ¿Cambia el sabor?

J.Z: No demasiado la verdad. Respecto a una cerveza que no lleve pan se notan ciertos matices pero queda muy bien.

O.R: Vamos a contextualizar un poco. Brew & Roll es una empresa que se encarga de hacer cervezas artesanas y una de ellas está hecha con desperdicio de pan.

J.Z: Eso es, sí.

O.R: ¿Es un prototipo esta cerveza hecha con pan o es un producto? ¿En qué estado está actualmente?

J.Z: Está todavía en prototipo. Hemos hecho un par de lotes. El resultado ha sido muy bueno pero estamos viendo la forma de poder desarrollarlo y sacarlo ya como un producto. Es decir, como una cerveza más de la fábrica.

M.G: Justo nosotros os conocimos y tuvimos la oportunidad de probar vuestros productos en Donosti. Que además creo que la idea viene un poco al hilo de la economía circular allí, ¿no? Y realmente, ¿vamos a encontrar esto en el supermercado pronto?

J.Z: En el supermercado, igual no. Pero sí que sería una opción puesto que al final es una cerveza normal y corriente, solo que aprovechamos pan viejo.

M.G: Osea que podremos consumirla. No estamos hablando de ciencia ficción.

J.Z: No, no, no de hecho en otras partes de Europa ya existe y se vende.

O.R: Sin duda es un concepto totalmente pionero. En ese sentido, ¿cómo la industria cervecera puede aplicarlo?

J.Z: Pues hombre, nosotros lo que hacemos es hablar con panaderías de la zona y son ellos los que nos suministran el pan. El proceso de elaboración sí que nos complica un poco la existencia. Pero bueno, no nos importa.

M.G: Entiendo que es logística...

J.Z: Sí, sí claro. Lo que son las cocinas para fabricar cerveza están preparadas de una manera y el incorporar unos cuantos kilos de pan, pues te hace pensar un poco cómo funcionar, pero bueno no tiene mayor problema.

M.G: Un maestro cervecero como tú, lo tiene claro

J.Z: Dominado.

M.G: Y bueno la economía circular consiste en intentar utilizar las mínimas materias primas y además el mínimo residuo. Entonces, ¿os habéis planteado, aunque igual ya lo hacéis, que luego esas botellas o esos envases se puedan reutilizar? Ya no hablo de reciclar, que entiendo que sí porque el vidrio se puede reciclar, sino de reutilizar y bueno que los clientes igual lo devuelvan y los uséis de nuevo.

J.Z: Las botellas que usamos sí que son retornables o reciclables. A nivel de industria pequeña la verdad es que es complicado el poder retornar las botellas porque el sistema de lavado de esas botellas para poder reutilizarlas es muy costoso y requiere de un volumen muy grande. Entonces, a nivel de cerveza artesana es muy difícil. Así como las industriales sí que retornan los envases, nosotros lo tenemos más complicado. Al hilo de reaprovechar al máximo, lo que sí que hacemos es que el bagazo, que es el subproducto final del cereal, nosotros se lo llevamos, por ejemplo, a un señor que tiene caballos y es alimento para los caballos, ovejas… Entonces sí que intentamos cerrar el círculo al máximo.

O.R: Eso es 100% ejemplo de economía circular y, por ejemplo, te queríamos dar el dato de que Ikea ahora está colaborando con una aplicación que es para intercambiar muebles. Es un ejemplo claro de economía circular pero en este podcast queremos ir un paso más allá. Y queremos saber tu opinión de si realmente crees que la economía circular es una moda y has de estar ahí para posicionar tu marca o si por el contrario lo estamos haciendo por concienciación.

J.Z: En nuestro caso es porque nos interesa. No es por decir que Brew & Roll hace esto y que somos más guay y tal. No. Es un tema de conciencia, sí.

M.G: Nosotros tuvimos la oportunidad de participar en unas jornadas en el norte que hablaban, en este caso, de despilfarro en alimentación, y se vieron muchísimas propuestas de economía circular. Así que creo que vamos y estamos en el buen camino. Yo creo que también tiene mucho que ver con eso. En cualquier caso me gustaría decir que muchas veces si lo hacemos, ya sea porque es una moda o porque estamos concienciados, realmente el hecho de hacerlo ya tiene un resultado.

J.Z: Mientras se haga, ya vamos bien.

O.R: A mí, Javi, algo que realmente me volvió muy loco y ahora nos cuentas un poco más, es que efectívamente Brew & Roll utiliza pan para hacer cerveza. Pero otra empresa del norte, Okin, utiliza cerveza, es decir, el excedente de cerveza para hacer pan. Eso sí que es economía circular al 100%.

J.Z: Sí, sí emplean lo que he comentado del bagazo antes. El bagazo también se puede incorporar en recetas de panadería e incluso pastelería. Alguna cosilla van metiendo y es otra opción que también existe. Nosotros estamos a disposición de cualquier panadero que quiera para regalarle bagazos si lo quiere

M.G: Y además es que es un producto que está bastante rico.

J.Z: Sí, sí pues es el sabor de los cereales.

M.G: También estábamos comentando al principio que los ingredientes base de la cerveza son el pan. Osea que hacer pan con cerveza, sería hacer pan con pan, ¿no?

O.R: Totalmente.

J.Z: Sí, sí bueno...

O.R: Y con este asunto tan sorprendente, pasamos ahora a la sección que hacemos dentro de nuestro podcast a la que llamamos titulares locos. Y te cuento: la idea es que te vamos a leer algunos titulares y tú vas a tener que decir si son verdaderos, es decir, que son noticias reales y que han pasado o si nos los hemos inventado y son falsos.

J.Z: A ver, a ver.

O.R: Y como la economía circular nos da muchas sorpresas, vigila porque quizás no es lo que te esperas.

J.Z: No acertaré ni uno, pero bueno.

M.G: Si te parece empezamos. Te voy a lanzar uno que tiene bastante chicha. Y es que “Heineken planea sacar al mercado una línea de cerveza hecha a partir de aguas fecales.” ¿Verdadero o falso, Javi?

J.Z: Por supuesto que falso.

M.G: Pues es verdadero y se trataba de un proyecto que al final se ha quedado en que no lo van a llevar a cabo pero efectívamente se dieron cuenta de todos los litros de agua que necesitaban para producir cerveza y que podían darle una solución si usaban esas aguas fecales, obviamente ya tratadas. Con respecto al sabor, imagínate, cómo sería eso. Pero es verdadero. Y por eso te estábamos diciendo que la economía circular es sorprendente y la industria tiene muchas propuestas. Cosas que yo no sé si a veces son propuestas un poco locas, ¿no crees?

O.R: A veces un poco locas sí. Este es un caso, que quizá en ciertos años...

J.Z: Igual es un poco postureo

O.R: También, también, es lo que hablábamos antes.

M.G: Puede ser, ¿no? Para posicionarse. Pero es que creo que tampoco hace falta que en este sentido inventemos aquí la rueda. 

J.Z: Sí, sí claro. Además el agua, es evidente que sí, que una vez limpia claro que que se puede hacer cerveza. Es otra vez agua normal.

M.G: Claro, claro.

J.Z: Pero bueno el titular a mí me suena un poquito a...

M.G: Sí, como titular es un poco llamativo, luego en realidad si te pones a pensarlo ese agua al final se iba a emplear de alguna manera, ¿no?.

O.R: Vamos a por el segundo. "El cambio climático acabará con la cerveza".

J.Z: No, no, no. Eso es falso.

M.G: Esperemos que no, ¿no?

J.Z: Vale, la producción de cereales puede que se mueva en cuanto a las zonas geográficas pero seguro que siguen existiendo cereales y si hay cereales hay birra.

O.R: Totalmente. Lo único que algunos expertos creen que puede haber más escasez de esa materia prima y que por lo tanto sea un producto de consumo más restrictivo o solo para ciertas élites si continuamos en el mismo ritmo que estamos ahora en cuanto al cambio climático. Esperemos que no pase.

J.Z: Si es que a este ritmo vamos chungos en todo. Osea que seguro que se notará, pero bueno… seguiremos haciendo cerveza.

M.G: Bien, bien, bien.

J.Z: Mientras haya cereal hay vida.

M.G: Exacto y sobre todo incorporando este tipo de productos, como el pan. Pues igual ya no necesitamos nunca más ese cereal.

J.Z: Solo con pan ahora mismo no podemos hacer cerveza porque necesitamos unas enzimas, solo un 20 por ciento o 25 por ciento o 30 por ciento del total sí que es pan, pero no es solo pan.

M.G: Vale, curioso, curioso.

O.R: ¿Tercera pregunta?

M.G: Venga, el último titular. Si te parece te lo lanzo. Este me ha gustado bastante. A ver qué opinas tú. "Empresa cervecera crea anillas de packs de cerveza comestibles para los peces". ¿Verdadero o falso?

J.Z: Eso sí es verdad.

M.G: Eso es verdad y, además, me parece una idea brutal. Tenemos ahora un problema con los plásticos en los océanos y para lo peces.

O.R: Y muchas empresas están intentando cambiar el sistema de anillas a otros materiales. Pero creo que el hecho de que sea comestible te asegura que al final, si lamentablemente acaba en el mar, va a poder ser comido por cualquier pez.

M.G: ¡Claro! Porque sí que habíamos visto algunos ejemplos de que ahora se usa el cartón para estos envases de packs de seis, pero esto me parece súper curioso y al final, creo que podría cambiar mucho las cosas. Porque, efectívamente, como decía Uri es una mala práctica que acabe en el mar. Si puede servir de algo...

J.Z: Sí, sí por lo menos no es plástico. Me parece que lo hacen a partir de fécula de patata.

M.G: Podría ser, porque sí que es verdad que se han desarrollado productos de este tipo.

J.Z: Sí, yo creo que sí. Pero muy buena idea, claro.

M.G: Sí, sí. A mí, ya te digo, me ha encantado este titular. Y además que estamos con todo ese boom del plástico en ese sentido.

J.Z: Totalmente.

O.R: Bueno Javi, has salido bastante bien de las preguntas.

J.Z: La primera me habéis pillado, pero bueno.

O.R: Pero luego has ido recuperando. Queríamos preguntarte también un poco sobre la evolución de Brew & Roll. ¿Qué otras cosas quizás tenéis entre manos?

J.Z: Pues sí, poco a poco saliendo adelante porque llevamos casi cuatro años y empezando de cero sin mucho dinero y es complicado salir adelante. Entonces, estamos planteándonos nuevas inversiones para intentar mejorar el producto y hacernos sostenibles económicamente para poder vivir un poquito más tranquilos.

M.G: Si que la sostenibilidad, además, afecta a un montón de factores y uno de ellos es ese, ¿no?. Ciertas prácticas sostenibles solamente puedes llevarlas a cabo solamente si eres sostenible.

J.Z: SÍ, eso es. Si la empresa en sí misma no es sostenible, es complicado.

M.G: La evolución en este terreno de economía circular, ¿cómo la ves? ¡Mójate!. Da igual ya la cerveza.

J.Z: Yo creo que es algo que cada día va a ir a más. En nuestra zona hay bastante conciencia en ese sentido. Es que me parece tan lógico que no entiendo que no vaya a funcionar.

M.G: Debería, ¿no?

J.Z: Sí, para mi entender sí.

M.G: Y aquí nos surge un debate que además nosotros lo comentamos mucho porque al final nosotros lo que hacemos es economía circular. Le damos una última oportunidad también a los productos. La pregunta es: ¿quién está liderando realmente este cambio? ¿Lo lideran las empresas o lo está liderando el consumidor cada vez con peticiones más estrictas hacia esos productos?

O.R: ¿Quién va primero el huevo o la gallina?

J.Z: Pues igual diría que el consumidor. Las empresas yo creo que se están dando cuenta que pueden llegar a gente a la que no llegarían a través de la economía circular porque hay una clientela que sí que la demanda.

O.R: Y al final gracias también a las nuevas tecnologías, el consumidor está cobrando más fuerza, repercute más directamente en las marcas. Con lo cual yo creo que realmente en ese sentido tiene mucho potencial.

M.G: Claro, porque lo que estamos viendo por ejemplo ahora con la Unión Europea que para 2021 va a prohibir los plásticos de un solo uso o determinadas medidas que se están tomando, al final afectan a las empresas, ¿no? Entonces decimos: el límite que te ponen como empresa son esas medidas que tú llevas a cabo realmente por obligación o porque quieres responder a la demanda de tus consumidores.

J.Z: Pues un poco por conciencia propia ya lo intentas dentro de tus medios. Pero está muy bien que la normativa sea restrictiva y que te obliguen. Aún así, incluso obligando, hay gente que se lo salta. Entonces, a mí me parece bien que la normativa en ese sentido sea cada día más restrictiva. De esta forma te aseguras más el cumplimiento que si lo dejas a que cada cual haga lo que quiera. Está claro.

M.G: Al final, entonces, nos haremos sostenibles aunque sea por norma, ¿no?

J.Z: Sí, yo creo que sí.

M.G: Y, además hablando de que estuvimos con vosotros en Donosti, conocimos un caso que nos llamó mucho la atención y que estaba fenomenal, que no es una normativa pero es una iniciativa que es la gourmet bag. No sé si conoces que algunos establecimientos de Donosti han incorporado este...

J.Z: No lo sabía.

M.G: Bueno pues básicamente es que cuando tu vas al restaurante, ellos ponen a tu disposición esto que llaman gourmet bag que es para que te puedas llevar lo que te ha sobrado a tu casa. Es una iniciativa que no viene por normativa pero que sí que está involucrando un poco a todo...

O.R: Entes públicos y privados. Al final es la famosa doggy bag y en el caso del País Vasco que muchas veces en las barras de pintxos hay mucho excedente, pues con esta iniciativa se invita al consumidor, a ese cliente, a que si no se lo puede acabar que se lo pueda llevar a casa.

J.Z: Sí, sí. A mí me parece genial, porque es increíble la cantidad de kilos de comida que está buenísima y que al día siguiente también va a estar buena y que acaban tirados en la basura.

M.G: ¿Podríamos hacer cerveza con eso?

J.Z: Bueno, hemos hecho cosas curiosas por ahí. Tengo un amiguete en Francia que ha hecho cerveza añadiéndole cassoulet que son unas alubias francesas, una alubia blanca.

O.R: Vaya, qué bueno.

M.G: Realmente, podemos tener ahí un nicho, ¿no? Todos los pintxos de Donosti...

J.Z: Es un poco locura, pero...

M.G: Es una locura pero oye, la economía circular nos lleva algún día a hacer cerveza con sabores...

J.Z: Sí, sí. Lo de incorporar los sabores eso se puede hacer.

M.G: Está claro que aquí hay un montón de ideas nuevas que pueden surgir y que podemos ir desarrollando. De hecho sin ir más lejos, el otro día estuvimos en una cena con motivo del día del medio ambiente y conocimos una empresa que nos decía que hacían tejidos con desperdicio de un montón de productos. Nos decían desde mandarina, plátano, la hoja de la piña.

O.R: Pescado.

M.G: Justo, pescado. Osea, que de la misma manera quizás vemos algún día cervezas así, ¿no?

J.Z: Oye, no se puede descartar. Todo lo que sea enredar y probar nuevas cosas… Yo creo que además en el mundo cervecero artesano estamos con muchas ganas de hacer cosas. Sí, sí. Vete tú a saber.

M.G: Tú en particular, ¿qué sabor te gustaría encontrar en la cerveza?

J.Z: Pues acabamos de hacer una cerveza con pimienta de Jamaica. Y es una cosa que me gusta mucho.

M.G: ¡Qué bueno! Es picante, entiendo, ¿no?

J.Z: No. La pimienta de Jamaica es una cosa rara. En inglés le llaman 'all spice' porque da una gama muy amplia de aromas y de sabores y queda curioso.

O.R: ¡Qué bueno! Oye Marta, si te parece pasamos a la Waste Warrior question.

M.G: Si te parece, primero le vamos a explicar a Javi lo que es un Waste Warrior porque debe estar alucinando, ¿no? Nosotros, como sabes, en Too Good To Go luchamos contra el desperdicio de alimentos y a toda esa comunidad de personas comprometidas, que salvan productos cada día les llamamos Waste Warrior. Pues les hemos querido involucrar en estas entrevistas, sabiendo que teníamos aquí a personas que están inspirando ese cambio para que ellos también tuvieran la oportunidad de preguntaros algo. Así que si te parece...

O.R: Sí, te leo una pregunta que nos han hecho. "¿Qué consejo le darías a otros empresarios o emprendedores que realmente quieren cambiar las cosas y quieren hacer algo en economía circular?"

J.Z: Pues que lo intenten. Que merece la pena que aunque sea engorroso, incorporar la economía circular en tus procesos al final merece la pena. Yo creo que es un valor añadido y que te aporta satisfacciones al final.

O.R: Buen consejo. Realmente lo es. Lo vivimos también en Too Good To Go cada día.

M.G: Nosotros mismos decimos que ese extra añadido que le estamos proporcionando al planeta es lo que también es una satisfacción para nosotros. Osea que creo que es compartido.

O.R: Al final, la economía circular es WIN - WIN - WIN: gana el usuario, gana la empresa pero siempre ha de ganar también el planeta.

J.Z: Sí, sí claro.

O.R: Y así todos hablamos de salvar el planeta. Y queremos proponerte un juego. Osea que... ¿preparado?

J.Z: Sí, sí. ¡Leña!

O.R: Marta tiene aquí un bowl y hay algunos papeles. Entonces yo te voy a lanzar una pregunta y la segunda parte de la pregunta será lo que tú leas en ese papel. ¿Te parece si coges uno?

M.G: Así que, si te parece, jugamos. Hay que ser creativo, ¿eh?

O.R: Coge un papelito.

M.G: Hay que cambiar el mundo. A ver, cuéntanos. ¿Qué te ha tocado?

J.Z: Pufff, ¡Donald Trump!

- SE RÍEN TODOS -

M.G: ¡Madre mía! Pues Javi, ¿cómo cambiarías el mundo con Donald Trump?

J.Z: Pufff, a una isla desierta. Lo dejamos en una isla desierta y que se quede ahí tranquilito. Yo creo que conque no incordie ya ayudaría mucho.

O.R: Bien, bien. Al final se trata de salvar el mundo. De ser innovador. ¿No crees que seríamos capaz de inspirarle para que quizás acabara cambiando?

J.Z: No. Hay gente que no cambia.

M.G: ¿Algún sabor así un poco extraño en tu cerveza, alguna pócima que le podamos dar y de repente cambia de mentalidad?

J.Z: Yo lo intentaría pero lo veo complicado.

O.R: Bueno, muy bien Javi. Al final estamos intentando salvar el mundo de muchas formas y sobre todo con la economía circular. Tenemos un pequeño regalo, un pequeño obsequio para ti. Una tote bag de Too Good To Go con el slogan de 'Estoy salvando el planeta' y que vas a poder lucir cuando vayas a hacer la compra y obviamente sin generar plásticos.

M.G: Para que sigas salvando el planeta con ella.

J.Z: Guay, guay. La luciremos por ahí.

M.G: Fenomenal, fenomenal.

J.Z: Muchas gracias.

M.G: Pues Javi, un millón de gracias por venir. Por aceptar la invitación. Por traernos además incluso unas muestras y bueno, pues al resto, nos vemos en el siguiente podcast hablando como siempre de protagonistas del cambio.

O.R: Seguimos salvando el mundo, Marta. Mil gracias.

J.Z: A vosotros.

Carlos García
Waste Warrior

¡Únete a la revolución!

¡Empieza a salvar comida hoy mismo!
Descarga gratis la app...

App Store
Google Play