5 trucos para conservar tu pan salvado más crujiente

El pan es sin duda uno de los productos que no suele faltar en la mesa de la mayoría de los hogares españoles. Sin embargo, a pesar de ser un imprescindible en nuestra dieta, cada vez son más los kilos que se desperdician. Todos los kilos que se lanzan anualmente de pan, ¡suponen alrededor de un 4,3% de todo el pan total que se compra! 

Desde Too Good To Go, te animamos a salvar en todas esas panaderías que tengas disponibles cerca, a través de nuestra app. Además, para que puedas aprovechar todos esos productos que contenga tu pack salvado, ya sea pan o bollería, a continuación te traemos algunos consejos que seguro podrás poner en práctica

  • Las bolsas de tela son la mejor opción para guardar el pan. De ese modo mantendrá mejor sus propiedades. Debes tener en cuenta, que según el pan vaya perdiendo su humedad, se pondrá más seco. Por este motivo, si pones un trozo de patata en el interior de la bolsa, durará por más tiempo.
  • Recuerda que si el pan está recién hecho, no debes guardarlo en una bolsa hermética, ya que no podrá respirar. Tienes que dejar que respire para que mantenga su conservación más óptima. Guardarlo en una panera o en una bolsa de tela, como te comentábamos, para que se enfríe a temperatura ambiente es siempre la mejor opción. 
  • En el caso que salves pan de molde, recuerda guardarlo en la nevera cuando llegues a casa. Así aguantará por mucho más tiempo, alargando su fecha de caducidad. Recuerda siempre utilizar los sentidos antes de consumirlo, para saber si es apto para tu consumo.
  • Para congela el pan, deberás hacerlo en una bolsa sellada herméticamente. De este modo cuando quieras comerlo, solamente tendrás que dejarlo descongelar a temperatura ambiente y recuperará su buen sabor. Te aconsejamos darle un golpe de calor extra en el horno, una vez completamente descongelado. ¡Así conseguirás una textura súper crujiente! 
  • En caso que haya quedado seco el pan, puedes humedecer su corteza antes de cortarlo, ya sea con un pulverizador con agua, o con un paño húmedo durante unos minutos. Después, prueba en ponerlo unos minutos al horno, así recuperará su textura más crujiente. Siempre tendrás la opción de cortarlo en rebanadas y tostarlas, ¡así seguro que te quedan muy crujientes!

Aprovecha estos consejos así como los demás trucos que vamos publicando en nuestras redes sociales. Pero sobretodo recuerda: #ElPanNoSeTira. Ten en cuenta que en la lucha contra el desperdicio alimentario la creatividad juega un papel muy importante. Seguro que podrás aprovechar esos alimentos salvados de distintas maneras. No solamente reducirás su desperdicio, sino que también ahorrarás dinero, minimizando el impacto medioambiental. 

¡Únete a nuestra iniciativa y ayuda a evitar que los alimentos en buen estado terminen en la basura! 💚

Gisela Casanovas
Social Media & Content

¡Únete a la revolución!

¡Empieza a salvar comida hoy mismo!
Descarga gratis la app...

App Store
Google Play